f

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore. Excepteur sint lorem cupidatat.

InterManOnline

  /  Habilidades Directivas   /  La incertidumbre es una posición incómoda, pero la certeza es una posición absurda
La incertidumbre

La incertidumbre es una posición incómoda, pero la certeza es una posición absurda

Si consultas la red encontrarás que la frase del título es atribuida a Voltaire, el filósofo y escritor francés del siglo XVIII, pero por más que he buscado no he logrado encontrar referentes más precisos de cuándo y cómo lo dijo. Vivió en la época de la ilustración, que privilegió la razón y la ciencia. Tuvo sus más y sus menos, pero murió poco antes de estallar la revolución francesa, que ciertamente abrió un gran periodo de incertidumbre, lo que equivale a decir un gran periodo de cambio.

No sabemos bien como acabará la crisis actual, pero no hay duda de que traerá cambios. Y si bien podemos tener una cierta curiosidad, digamos intelectual, por los cambios que vendrán a nivel social, político o económico de los que nos hablan los periódicos, los cambios y la incertidumbre aparejada que verdaderamente nos afecta, nos preocupa y puede llegar a angustiarnos es la incertidumbre personal. ¿Qué nos puede pasar a nosotros y a nuestra familia? De lo que se trata aquí es de inseguridad, porque la seguridad tranquiliza, aunque por ora parte paraliza, o al menos, adormece. Y tendemos a asociar, seguramente en demasía, la seguridad y tranquilidad con el dinero. Y en este punto, ya que hemos hablado del lejano Voltaire, recordemos otra provocadora frase suya:

“Cuando se trata de dinero todos somos de la misma religión”.

Dos reacciones extremas

Cuando el presente que ya vivimos y el futuro que se nos viene encima es amenazador y la incertidumbre se enseñorea, dos reacciones extremas (y muchas intermedias) son posibles:

  • Prevalece el miedo, domina la preocupación y la angustia, las ideas de catástrofe son recurrentes, los pensamientos obsesivos vuelven una y otra vez, la dependencia del medio se acentúa y la creatividad desaparece, tendemos a paralizarnos.
  • Nos enfocamos al futuro, procuramos mirar “más lejos”, soltamos cargas y equipaje, nos ponemos a hacer cosas, nos movemos, probamos caminos, buscamos y tratamos de encontrar alternativas. Tendemos a actuar, a veces demasiado impulsivamente.

Vivir implica incertidumbre

La vida tiene un grado importante de incertidumbre, por eso es vida. La certidumbre total no es la mejor alternativa. Además, suele ser aburrida en el mejor de los casos. Nos movemos por carencias, por deseos, para conseguir lo que queremos y no tenemos. También es verdad que tampoco es vida carecer de la mínima seguridad. Un punto de partida suficiente es necesario.

Pero si las circunstancias presentes ponen en peligro esta seguridad básica, porque enfrentamos pérdida de trabajo e ingresos, así como riesgos serios en el negocio al que nos dedicamos, no es aconsejable por muy tentador que resulte, instalarse en el miedo, cerrar los ojos y abandonarse a la suerte.

Otra mirada para actuar

Gestionar la incertidumbre implica cuatro o cinco cosas claves:

Identifica y valora lo que tienes

  • Es, por así decirlo, tu capital. Va contigo a todas partes. Son tus recursos personales.
  • Los logros obtenidos en tu historia personal y laboral
  • Tus competencias, talentos, educación y conocimientos
  • Tu experiencia de trabajo
  • Tus características, tu forma de ser y actuar, lo que te hace diferente
  • Lo que te entusiasma, lo que verdaderamente te gusta

Analiza lo que te pasa en el momento actual

Cuáles son tus emociones y sentimientos dominantes (miedo, angustia, intranquilidad, etc.)

  • Cómo te afectan esas emociones. Qué te pasa. Qué te producen. Qué quieren decir.
  • Cuál sería verdaderamente, tu escenario, de catástrofe (con frecuencia se descubre que no es tan malo)
  • Las emociones están para protegernos. Si siento miedo a las alturas no me asomo al abismo
  • Entrar en tus emociones te aclara el panorama para actuar

Busca salir de la zona de confort y piensa en un plan B

Revisa, y admite, en qué zona de confort has estado instalado. En qué te has abandonado.

  • Qué otras cosas te atrajeron y podías haber hecho, que quizás dejaste de lado, y que quedaron pendientes. Ahí está tu plan b
  • Qué oportunidades existen para actuar de manera diferente y fortalecerte
  • Con qué recursos, amigos, relaciones y redes sociales puedes conectar para hacer tu plan b. Esto es también un capital importante a tu favor

A partir de una nueva visión, actúa

  • Qué, realmente, te gustaría hacer y lograr en los años siguientes
  • Qué cambios del medio te abrirán oportunidades. Siempre la incertidumbre y la crisis generan oportunidades nuevas
  • Qué tienes que cambiar tú. Qué competencias te gustaría desarrollar
  • Orienta tus recursos personales (lo que identificaste en el punto 1) y las oportunidades que genera el medio (lo que identificaste en el punto 3) hacia lo que tienes que hacer.
  • Concreta en un plan de acción. Ponte objetivos y plazos. Actúa. En el camino aprenderás cosas. No actúes compulsivamente.
  • De poder ser, compórtate con serenidad hacia ti mismo.

¿Qué hacer en tiempos de incertidumbre_

Lo que no me mata me hace más fuerte

Frase famosa del filósofo alemán Nietzsche, confirmada muchas veces por las historias personales de varios triunfadores, en los negocios, en el arte, en la ciencia. El fracaso al principio de la carrera conduce al éxito a largo plazo para aquellos que lo intentan de nuevo.

Muchas experiencias de empresarios destacados parecen probarlo. Una pequeña muestra:

  • “Fracasar es la oportunidad de empezar de nuevo”. Lo dijo Henry Ford al llevar a la quiebra a dos negocios de automóviles antes de crear Ford Motor Company. Aprendió de sus errores.
  • “Solo la experiencia del fracaso enseña a superarse” Jack Ma. Fundador de Alibaba Group.
  • “Todo el mundo debería ser despedido al menos una vez en su carrera” Anna Wintour, directora de Vogue.
  • A Brian Chesky, fundador de Airbnb se le ocurrió la idea de ofrecer sitios para dormir en casas particulares, cuando trataba de vender cajas de cereales para poder vivir y se encontró sin hotel en San Francisco.
  • “Vivir experiencias de resultado incierto y a menudas condenadas al fracaso es la manera de aprender”. Jeff Bezos. Director Ejecutivo de Amazon.

Hay valor en el fracaso, según parece, no solo de las experiencias personales de gente exitosa, sino que ha tratado de probarse empíricamente al estudiar cuestiones tales como las investigaciones científicas y como fueron subvencionadas. Un mayor porcentaje de aquellas que perdieron tempranamente apoyo, lograron a fin de cuentas y si sus promotores no desertaron, resultados superiores que los demás (Yan Wang, School of Management, Northwestern University, 2019). Es decir, las dificultades agudizan el ingenio, si nos ponemos manos a la obra.

Puede ser una verdad real, pero terrible en estos momentos de pandemia. Quienes han sobrevivido han quedado inmunizados, más fuertes, a fin de cuentas. A un precio muy doloroso que recordaremos el resto de nuestras vidas.

Artículo redactado por Antonio Cantó – Consultor de InterManGroup

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *

Registro de usuario

Reset Password